¿Cuál es el mejor sustrato para plantar Marihuana? – Tipos y beneficios

En el fantástico mundo del cultivo de Cannabis podemos encontrar diferentes opciones para sembrar y criar nuestras plantas de Marihuana, mediante la elección de diferentes tipos de sustrato para cultivar.

Cada tipo de sustrato tiene sus ventajas y sus dificultades, por lo que debemos elegir sabiamente para no llevarnos sorpresas a mitad del ciclo de cultivo. La facilidad de cada uno de ellos, los cuidados que precisan y nuestras habilidades cómo agricultores, nos darán las claves para saber por cuál debemos decantarnos.

Cultivar Marihuana utilizando Tierra cómo sustrato

La tierra es el sustrato más utilizado por los cultivadores de Cannabis debido a su simplicidad y a los buenos resultados que ofrece. El cultivo de Marihuana utilizando tierra es la técnica más extendida a nivel global.

Para cultivar Marihuana en tierra simplemente debemos tener unos conocimientos básicos de agricultura, por lo que este tipo de sustrato es el más recomendado para cultivadores nobeles.

La cría de Cannabis en tierra puede hacerse en varios niveles de complejidad, desde regar simplemente con agua y esperar a que las plantas crezcan hasta medir parámetros recomendados cómo la acidez del agua (PH) o la electro-conductividad (EC) que mide la cantidad de nutrientes que contiene el agua de riego o el propio sustrato.

El PH óptimo del agua para cultivar Marihuana debe ajustarse en estas medidas:

  • PH del agua de riego durante la etapa de crecimiento: Entre 6.0 y 6.3
  • PH del agua de riego durante la etapa de floración: Entre 6.3 y 6.5

Tierra para cultivar marihuana

¿Cuál es el mejor tipo de tierra?

A la hora de elegir una buena tierra debemos centrarnos en varios valores importantes, la composición, la esponjosidad y la capacidad e retención de agua. También debemos valorar el contenido en nutrientes de la misma.

A niveles generales existen dos tipos de tierra con los que podemos plantar Marihuana, los conocidos cómo “Light” que se componen de mezclas de diferentes turbas y restos orgánicos y los conocidos cómo “Sustrato normales” que en realidad de normales tienen poco, ya que suelen venir con abono incorporado.

La tierra Light es la que recomendamos por ser la más natural de todas, suele estar compuesta por tubas y arlita o fibra de coco para que sea más esponjosa, dejando que las raíces de nuestras plantas se oxigenen mejor.

Lo que se conoce cómo tierra normal, contiene en realidad abono incluido por el propio fabricante, que normalmente no es orgánico. Este tipo de tierra es recomendable cuando no queramos complicarnos la vida abonando por nuestra cuenta, ya que contiene los nutrientes necesarios para finalizar todo el ciclo de crecimiento.

Humus y Guano cómo nutrientes Orgánicos

Si optamos por el uso de tierra Light para plantar nuestras semillas de Marihuana, podemos utilizar cómo extra un poco de humus y de guano. Ambos son abonos orgánicos que contienen un montón de nutrientes beneficios para nuestras plantas.

El Humus de lombriz se utiliza durante la etapa de crecimiento, normalmente se añade un puñado por cada cinco litros de tierra a partir de la cuarta semana de crecimiento. Es muy rico en nitrógeno, necesario para el desarrollo de la planta.

El Guano de murciélago se utiliza en la etapa de floración, utilizando medio puñado por cada cinco litros de tierra. Se debe añadir cuando la planta comienza a formar sus primeras flores, ya que es de lenta liberación.

El Guano es muy rico en fósforo y potasio, nutrientes imprescindibles para ayudar a la planta de Marihuana a engordar bien sus cogollos.

Tanto si utilizamos Humus cómo si utilizamos Guano, debemos respetar siempre las cantidades recomendadas. Porque un exceso puede provocar una saturación de nutrientes que perjudique a la planta, quemar las raíces e incluso la muerte de la propia planta.

fibra de coco en el cultivo de cannabis

Cultivar Marihuana utilizando fibra de Coco

La fibra de coco es un sustrato inerte y orgánico que se utiliza para criar Marihuana por cultivadores con experiencia. Al tratarse de un sustrato totalmente inerte es necesario añadir los nutrientes al agua de riego para que las plantas se alimenten.

Esto significa que debemos utilizar abonos en la mayoría de riegos y medir sin excusa parámetros cómo el PH y la EC. No es un sustrato recomendado para cultivadores con poca experiencia ya que puede resultar complejo.

Los beneficios que aporta cultivar en fibra de coco son numerosos:

  • Un sistema radicular muy estimulado en las plantas de Marihuana
  • La posibilidad de controlar cuantos nutrientes aportamos a nuestras plantas
  • No es necesario utilizar macetas de mucha capacidad, en comparación con el uso de tierra
  • Es un sustrato mucho más limpio a la hora de manejarlo
  • Presenta una capacidad de absorción y acumulación de agua muy superior
  • Resultados de cultivo superiores en comparación con el cultivo en tierra

Información práctica sobre el Coco cómo sustrato

Lo más importante a la hora de cultivar con fibra de coco es medir en todos los riegos el PH y la EC del agua que utilicemos. Si controlamos estos parámetros y disponemos de tiempo para preparar los abonos necesarios en cada riego, este tipo de sustrato puede ofrecernos muchas ventajas.

Las plantas de Marihuana cultivadas en fibra de coco desarrollan mucho más su sistema radicular, incluso cuando germinamos semillas de Cannabis, lo que hace que puedan absorber nutrientes en mayor cantidad. Esto implica un crecimiento más rápido y un desarrollo final superior.

En comparación con el cultivo en tierra, las plantas de Cannabis cultivadas en fibra de coco serán más grandes y más productivas. Siempre y cuando sepamos manejar bien este sustrato y el agua de riego.

El PH óptimo del agua de riego si utilizamos fibra de coco debe situarse en:

  • Ciclo de crecimiento: PH entre 5.5 y 5.7
  • Ciclo de floración: PH entre 5.7 y 6.0

Alternativa a la fibra de Coco: Lana de roca

La lana de roca es un sustrato inerte y artificial donde también podemos cultivar plantas de Marihuana. Se utiliza principalmente para la realización de esquejes de Marihuana, pero podemos realizar un cultivo completo usando este medio.

La lana de roca es esponjosa y retiene mucha agua, por lo que debemos asegurarnos de que drena bien y no termina completamente encharcada ya que podría producir la putrefacción de las raíces.

No recomendamos el uso de lana de roca para cultivar Cannabis a excepción de cuando se utilice en medios hidropónicos cómo soporte de la planta.

Sistema hidropónico DWC

Cultivar Marihuana utilizando agua cómo sustrato

La hidroponía consiste en no utilizar medios sólidos cómo sustratos para cultivar, sino que se basa en el uso de agua para criar plantas de Cannabis. Este tipo de técnica de cultivo está unicamente recomendado para cultivadores con mucha experiencia, debido a las dificultades que presenta.

Podemos usar la hidroponía haciendo uso del riego por goteo o mediante la inmersión directa de las raíces de las plantas de Marihuana en compartimentos con el agua de riego.

arlita

El uso de la arlita en la Hidroponía

La arlita es el nombre que se le da a las pequeñas bolas de arcilla expandida que se utiliza para técnicas de construcción o depuración de agua. Es un material totalmente inerte que sirve cómo sujeción para las plantas de Marihuana y para que las raíces se desarrollen.

Este tipo de sustrato es muy complejo de utilizar pues altera los niveles de PH del agua de riego, por lo que debe ser preparado a conciencia antes de su uso. Muchos cultivadores dejan la arlita sumergida en agua con un PH muy bajo durante semanas, antes de usarla.

Al tratarse de un medio totalmente inerte no aporta ningún tipo de nutrientes a las plantas, por lo que debemos añadirlos al agua de riego para alimentarlas.

Los secretos de la Hidroponía

Posiblemente sea la técnica más compleja al a hora de cultivar Cannabis así que no está recomendada para cultivadores sin experiencia. Dentro del mundo de la hidroponía debemos tener siempre claros estos valores:

  • Oxigenar el agua constantemente mediante una bomba de aire si las raíces están sumergidas en el agua
  • Medir y ajustar la temperatura del agua a 20º
  • Situar el PH del agua entre 6.0 y 6.5
  • Tomar medidas de la  E.C. y ajustarla a los ciclos de la plantas (crecimiento / floración)

Resumen práctico

Si no quieres complicarte la vida con tu cultivo de Marihuana la mejor opción es utilizar tierra cómo sustrato. Si tienes cierta experiencia en el cultivo y quieres explorar nuevas opciones puedes iniciarte en el cultivo en fibra de coco.

No apuestes por los cultivos hidropónicos a no ser que sepas lo que haces, se requiere mucha experiencia y una inversión inicial importante a nivel económico.