¿Cómo hacer leche de Marihuana? Receta sencilla y rápida

Dentro de las numerosas formas que existen para consumir Cannabis, podemos encontrarnos con esta novedosa y saludable opción que consiste en diluir los tricomas que contienen los famosos cannabinoides en leche.

Evitando así tener que fumar / vaporizar, lo que la convierte en una de las formas más sanas para consumir Marihuana y pasar un buen rato u obtener efectos medicinales, dependiendo del uso que le demos.

Receta para elaborar leche de Marihuana

Aunque existen varias opciones a la hora de preparar esta antigua receta, lo cierto es que cuanto más simple la hagamos mejores resultados obtendremos. No es necesario complicarse con mil ingredientes para disfrutar de una buena leche Cannabica.

Lo primero que debemos hacer es centrarnos en los ingredientes, ya que sin ellos poca leche podremos hacer….

Ingredientes:

  • 1 Litro de leche entera
  • 1 Gramo de Marihuana
  • Una pizca de canela en rama o en polvo (opcional)

Preparación de la receta

Pondremos en un cazo la leche y la calentaremos, de forma que adquiera una alta temperatura pero sin que hierva. Es muy importante que durante toda la preparación la leche no hierva nunca.

Una vez que la leche esté caliente, añadiremos el gramo de Marihuana y la canela, siendo la canela un ingrediente opcional para mejorar el sabor. La Marihuana puede estar fresca o seca, aunque es recomendable añadirla picada / troceada. Podemos elegir usar los tipos de Marihuana que queramos, Índica o Sativa.

Removeremos la mezcla durante unos veinte minutos de forma constante, para que los tricomas de la Marihuana se disuelvan y los cannabinoides que son las sustancias que aportan el efecto, se adhieran a la grasa de la leche.

colar la marihuana

Una vez pasados los veinte minutos, con la ayuda de un colador separaremos la leche de la Marihuana y de la canela, dejándola enfriar. Podemos tirar los restos de Marihuana sobrantes porque ya no sirven para nada.

Y listo, ya tenemos preparado un litro de leche de Marihuana para ir degustándolo cuando queramos, siempre con cuidado para no excedernos en el consumo.

Receta opcional

Si no queremos realizar la receta tradicional, siempre podemos hacer de forma rápida un delicioso vaso de leche de Cannabis añadiendo en un vaso de leche caliente un poco de Mantequilla de Marihuana, la cuál aportará el efecto de la Marihuana.

Es una opción más sencilla y rápida para quienes disponen ya de Mantequilla Cannabica, pero si no la tienes, entonces la única forma de hacerla es mediante la receta tradicional expuesta anteriormente.

vaso de leche de cannabis

Cómo tomar la leche de Cannabis

Podemos tomar un poco de leche de Marihuana fría o caliente, pero siempre en pequeña cantidad porque el efecto será mucho mayor que si fumamos Marihuana. Lo ideal es tomar un poco de leche acompañado de algo dulce, cómo galletas o fruta.

Podemos almacenar nuestra leche de Cannabis en el refrigerador durante unos días o incluso podemos hacer cuajada, nata o cualquier derivado lácteo con ella. Las posibilidades que nos ofrece esta receta son muy numerosas, para preparar otro tipo de alimentos.

Efectos de la leche Cannabica

Fumar hierba es algo que nos aporta un efecto casi inmediato, en apenas unos minutos notaremos los efectos y pasado un cuarto de hora o media hora notaremos la plenitud de los mismos.

Pero beber leche de Marihuana es totalmente diferente, el efecto es mucho mayor y además tardará más o menos una hora en comenzar a hacer efecto. Por eso debemos tomar muy poca cantidad y esperar al menos dos horas antes de volver a tomar.

Los efectos son variables en función del tipo de Cannabis que hayamos usado, si hemos usado una variedad Índica los efectos serán relajantes mientras que si hemos usado una variedad Sativa los efectos serán más activos y sociables.

Nunca debemos darle a nadie leche de Marihuana sin su consentimiento, porque puede experimentar efectos fuertes y entrar en pánico. Tampoco debemos beber mucha cantidad sin saber que intensidad mostrará… lo mejor es comenzar con unos sorbos, esperar y valorar.