Cómo plantar semillas de Marihuana

Existen un par de técnicas muy sencillas que pueden ayudarnos a obtener una tasa de terminación del cien por cien a la hora de plantar semillas de Marihuana por primera vez, utilizando tierra o coco cómo sustrato para nuestra maceta.

Podemos sembrar la valiosa simiente del Cannabis directamente en nuestro tiesto o podemos germinarla y plantarla posteriormente con mucho cuidado. Desde HierbayHumo.com vamos a explicar cómo hacerlo, paso a paso.

Plantar simiente de Marihuana directamente en la maceta

Esta es sin lugar a dudas la técnica más sencilla y efectiva para los cultivadores de Marihuana que tienen poca experiencia con estos menesteres. Puede parecer algo muy sencillo pero en realidad requiere de algunos preparativos previos importantes.

Para plantar nuestras semillas de Marihuana directamente en la maceta debemos preparar esta previamente, para ello vamos a necesitar:

  • Una maceta de tamaño adecuado con agujeros de drenaje en el fondo
  • Tierra de buena calidad que no haya sido utilizada previamente
  • Agua sin cloro y a ser posible con el PH regulado
  • Nuestra semilla de Cannabis

Los pasos son muy sencillos, pondremos la tierra dentro del tiesto dejando que caída suavemente y sin presionarla con la mano. De esta forma quedará esponjosa / pomposa, que es cómo debe quedar para facilitar el desarrollo de las raíces.

semillas en mano

Puedes utilizar tierra de cualquier sitio y/o calidad, pero cuanto peor sea la tierra peores resultados obtendrás. Realmente merece la pena comprar tierra de buena calidad en un Grow Shop, es barata y viene muy bien preparada para el cultivo de hierba.

Una vez hemos llenado la maceta, la regaremos con agua reposada o agua mineral. Si utilizamos agua del grifo es necesario dejarla reposar durante un día para que el cloro que contiene se evapore de forma natural. Si usamos agua embotellada no es necesario.

Aunque no es obligatorio, medir el PH del agua es muy positivo para nuestra planta, porque así podrá absorber mejor los nutrientes. No obstante, en los primeros riegos tampoco es una obligación.

No te pases con el riego… es fundamental

Debemos regar la maceta de forma que la tierra quede humedecida pero no encharcada, es mejor tener que regar cada dos o tres días que regar en exceso. El exceso de agua provocará que la semilla se pudra.

Una vez esté la tierra bien humedecida, debemos enterrar la semilla de Cannabis a un centímetro de profundidad, una por maceta. No importa la posición en la que enterremos la semilla, puesto que ella misma desarrollará la semilla hacia el fondo mientras sube los cotiledones a la superficie durante los cinco o siete primeros días.

Los cotiledones son ese par de pequeñas hojas sin forma iniciales, bueno… no son hojas completas realmente pero desempeñan más o menos la misma función. Una vez que asomen, debemos poner la maceta a la luz para que nuestra semilla crezca bien.

semilla germinada

Cómo plantar semillas ya germinadas en una maceta

Esta segunda opción es algo más compleja que la primera dado que debemos germinar las semillas de Marihuana previamente, usando la técnica del papel humedecido que es la más efectiva.

Una vez que tengamos nuestras semillas germinadas, con una radícula (raíz) de más o menos dos centímetros, debemos proceder a trasplantarlas a la maceta donde crecerán, para que puedan desarrollar más raíz y comenzar a absorber nutrientes esenciales.

Para ello seguiremos los mismos pasos que en el ejemplo anterior, pondremos tierra de calidad en una maceta y la regaremos sin dejar encharcado el sustrato. Acto seguido, haremos un pequeño hueco con la ayuda de un lápiz.

Cogeremos la semilla germinada con mucho cuidado de no tocar la raíz, ya que es muy sensible. Pondremos la raíz en el pequeño hueco que hicimos previamente en el sustrato con la ayuda de un lápiz y presionaremos un poco la tierra para que tape la raíz.

Debemos dejar la parte de la semilla (cascarón) o de los cotiledones si ya salieron, en la superficie, enterrando solamente la parte de la raíz. De esta forma nuestra pequeña semilla comenzará a desarrollar su sistema radicular.

Con esta técnica nos aseguramos de que las semillas geminan bien, dado que lo haremos fuera de la tierra y así podremos descartar las semillas que por algún motivo no han germinado. Es sin duda la técnica para plantar semillas de Marihuana más utilizada entre cultivadores con experiencia.

Cómo plantar semillas en fibra de coco

En realidad el proceso es idéntico al de sembrar en tierra, pero con la excepción de que el coco es un sustrato totalmente inerte, que no posee nutrientes para alimentar a nuestra semilla recién germinada.

Por ese motivo, cuando reguemos nuestro tiesto con fibra de coco debemos usar agua con el PH regulado y con los abonos necesarios para el crecimiento. No es necesario añadir mucho abono para los primeros días de nuestra semilla, bastará con añadir la mitad de la dosis recomendada por el fabricante.

La fibra de coco es mucho más esponjosa que la tierra y permite que las plantas de Cannabis desarrollen mucho más rápido y mejor su sistema radicular, por eso el crecimiento es mucho más rápido a niveles generales, aunque obviamente, requiere de experiencia manejando este tipo de sustrato para plantar Marihuana.

semilla creciendo

Principales errores que se comenten al plantar semillas de Cannabis

Todos hemos sido principiantes en algún momento de nuestra vida y prácticamente todos hemos cometido, mas o menos, los mismos errores. Es importante no caer en ellos porque podríamos perder nuestra semilla y no están baratas precisamente.

  • Regar excesivamente la tierra: La tierra debe estar húmeda, pero solo un poco, no es necesario que esté encharcada. Debemos esperar a que esté un poco seca antes de volver a regar.
  • Usar abonos y/o estimuladores: Está muy bien que pienses que añadiendo abonos crecerá más rápido y mejor, pero lo cierto es que no es algo real. Usando abonos podemos quemar la sensible raíz de nuestra semilla recién germinada…. limítate a usar solamente agua durante los primeros riegos.
  • Tocar la raíz con los dedos: Las caries de las semillas son extremadamente sensibles, si las rozamos con los dedos las dañaremos. Intenta usar pinzas o algo similar si tienes que manejarlas.
  • Dejar que la tierra se seque por completo: Una raíz sin humedad es una raíz muerta, si dejar que la tierra se seque por completo tu semilla morirá.
  • Usar agua no apropiada: Algunas ciudades tienen un agua en el grifo muy mala, repleta de cal. No debemos usar agua dura para regar nuestras plantas porque es muy perjudicial, si vives en una ciudad costera… es mejor que compres agua embotellada.
  • Trastear la semilla o rebuscar en el sustrato: La falta de paciencia es el error más común entre cultivadores nobeles, debemos dejar que la semilla saque su raíz a su ritmo y sin toquetearla o escarbar en el sustrato para ver si ya sale….

Y con todo esto ya deberías saber cómo se debe plantar una semilla de forma correcta, no obstante si te ha quedado alguna duda puedes dejarla en los comentarios e intentaremos ayudarte a resolverla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here