Cómo germinar semillas de Marihuana fácilmente

Dependiendo de cómo germinemos nuestras semillas de cannabis, obtendremos un buen porcentaje de germinación o perderemos nuestra semilla. Por eso hemos creado esta sencilla guía sobre cómo germinar semillas de Marihuana fácilmente.

Podrás elegir la técnica para brotar semillas que más te interese dado que todas ellas ofrecen unos ratios de éxito muy altos. En pocos días verás cómo inician el desarrollo de la raíz dando lugar a una nueva vida.

Manual de germinación en servilleta

La técnica de germinar semillas de cannabis en servilleta es posiblemente la más extendida por su facilidad y por la seguridad que nos aporta a la hora de plantar Marihuana, dado que veremos que semillas desarrollan raíz y cuales no.

Es una técnica muy sencilla que todos podemos realizar en casa sin necesidad de comprar ningún producto extra. Para ello necesitaremos:

  • Servilletas de papel o papel de cocina
  • Un tupper o un plato hondo

Lo primero que debemos hacer es mojar las servilletas de papel con agua, para después escurrirlas y dejarlas simplemente humedecidas, sin exceso de agua. No es necesario usar ningún producto cómo estimular de raíz o similares, solamente agua de grifo o agua mineral si la del grifo contiene mucha cal.

Después colocaremos las servilletas humedecidas bien extendidas sobre el fondo del tupper, de forma que ocupen todo el suelo del mismo. Colocaremos las semillas sobre el papel húmedo y cerraremos el tupper para evitar que se evapore la humedad.

Si utilizamos un plato, pondremos el papel de cocina humedecido sobre el fondo del plato y encima colocaremos las semillas. Para evitar que se pierda la humedad debemos envolver el plato con papel film (papel transparente de los bocadillos) o papel de aluminio.

Dejaremos el tupper o plato en un lugar cálido (sobre veinte grados) y sin luz durante dos o tres días y después volveremos a revisar cómo están de desarrolladas las radículas. La radícula es la pequeña raíz que sale de la semilla.

No debemos cometer el error de poner el tupper sobre un router o televisor, porque el calor que emiten es excesivo y cocerá literalmente las semillas. Tampoco debemos estar abriéndolo constantemente porque se perderá la humedad.

Técnica para germinar semillas en Jiffy

Los Jiffys son pequeños paquetes prensados de turba / tierra que podemos encontrar en cualquier grow shop. Comenzaremos hidratando los Jiffys de la forma más sencilla, sumergiéndolos en agua durante una hora.

El agua que usemos no tiene por que contener ningún tipo de estimulador ni nutrientes, tampoco es necesario medir el ph,  simplemente debe ser agua limpia y sin exceso de cal o cloro.

germinar en jiffyUna vez se hayan expandido y cogido su tamaño normal, los apretaremos con la mano para que suelten todo el exceso de agua. necesitamos que estén húmedos pero no encharcados de agua.

Para germinar nuestras semillas de Marihuana en Jiffys lo que haremos en insertar las semillas por la parte superior de los mismos, donde tienen un agujero. Debemos poner una semilal por Jiffy de forma que quede enterrada a un centímetro de profundidad.

Podemos utilizar un palillo o bolígrafo para hacer el agujero en el Jiffy si nos es más sencillo. una vez enterrada, la cubriremos con un poco de turba del propio Jiffy y dejaremos los Jiffys en un lugar cálido y protegido de corrientes de aire.

A partir del cuarto o quinto día podremos ver cómo las semillas brotan de los Jiffys de forma natural, dando lugar a nuevas plántulas de Cannabis. Cómo alternativa al Jiffy podemos usar también tacos de lana de roca.

Germinación clásica en maceta

La técnica más sencilla del planeta es también la más antigua. Consiste en preparar la maceta donde queremos cultivar nuestra planta de marihuana añadiendo el sustrato que vayamos a usar, bien sea tierra o fibra de coco.

Regaremos la maceta con agua, sin necesidad de utilizar ningún estimulador ni abono, y después enterraremos la semilla en la maceta, de forma que la semilla de Cannabis quede enterrada a un centímetro de profundidad.

Dejaremos la maceta en un ligar donde no haya corrientes de aire para que el sustrato no se seque rápidamente y esperaremos unos cinco o siete días a que la semilla brote de la tierra.

Es un método realmente sencillo y efectivo a la vez, aunque cómo contra, no podremos ver si la semilla ha germinado correctamente o no, cómo cuando usamos la técnica de germinación en servilleta.

plantar semilla

Semillas en remojo ¿Es necesario?

Es una metodologia muy utilizada por cultivadores experimentados que consiste en poner las semillas en remojo durante unas horas antes de comenzar a germinarlas. De esta forma las semillas se hidratan con mayor facilidad.

Consiste en llenar un vaso de agua por la mitad y dejar las semillas en el agua, flotando o hundidas, durante doce o veinticuatro horas (cada cultivador tiene sus manías y usa más o menos horas).

Una vez pasado ese tiempo, se sacan del agua y se germinan usando alguna de las técnicas de germinación comentadas. No es necesario remojar las semillas para obtener una buena tasa de germinación, aunque si que es recomendable.

Los errores más comunes durante la germinación de simiente

Cuando de germinar semillas de Marihuana se trata, se suelen cometer mucho errores que pueden hacer que las semillas no germinen o lo hagan más lentamente. La falta de experiencia y las leyendas urbanas son las culpables de estos errores:

  • Abrir el tupper cada dos por tres para ver si las semillas están germinando: Con esto conseguiremos que se pierda mucha humedad y que las semillas no germinen.
  • Poner el tupper sobre un aparato eléctrico para que esté caliente: A menudo las semillas se cuecen y terminan muriendo, no cometas este absurdo error.
  • Colocar las macetas o Jiffis en un lugar con aire: Incluso hay quien pone un ventilador… Las corrientes de aire resecan el Jiffy o el sustrato de la maceta, haciendo que pierda humedad y que la semilla no germine.
  • Utilizar estimuladores de raíz y abonos durante la germinación: Las semillas tienen reservas de nutrientes para germinar y formar una plántula sin problemas. El uso de estimuladores o abonos pueden quemar la sensible raíz.
  • Toquetear las semillas y raíces con los dedos: Una vez que las semillas han sacado la radícula, debemos manipularlas con unas pinzas y mucho cuidado para no dañar la raíz.
  • Utilizar algodón para germinar: Nunca utilices algodón para germinar semillas, porque la raíz quedará enredada con las fibras del algodón y se romperá.