Cómo acelerar el crecimiento en plantas de Marihuana

Es muy curioso hablar con cultivadores de Cannabis y ver cómo mientras unos dedican cuatro semanas a la fase de crecimiento de sus plantas, otros necesitan al menos siete semanas para conseguir los mismos resultados.

Todos sabemos que las plantas de Marihuana deben conseguir una altura determinada antes de pasarlas a floración, para poder obtener una producción de cogollos decente. De la misma forma, las plantas necesitan al menos entre cuatro y cinco semanas de vida para madurar sexualmente.

Así que aprovechando bien el tiempo, podremos hacer crecer a nuestras lo suficiente durante esas semanas para comenzar el ciclo de floración cuanto antes, ahorrando así electricidad. Para ello será necesario acelerar el crecimiento de nuestras plantas, algo que podemos conseguir fácilmente.

¿Cómo se puede hacer crecer más rápido una planta de Cannabis?

En realidad no existen trucos mágicos ni remedios caseros secretos para hacer crecer a una planta de Marihuana de forma más rápida, pero si que podemos hacer que se sienta muy cómoda para que dedique toda su energía a crecer.

Al cultivar Marihuana en interior sin saberlo estamos tomando el control de todos los medios que rodean a la planta, medios que influyen directamente en su capacidad de desarrollo:

  • La iluminación que recibe la planta y las horas que está iluminada
  • La alimentación que aportamos a nuestra planta
  • El sustrato que usemos y los riegos
  • La temperatura ambiente del armario de cultivo
  • El porcentaje de humedad y la entrada de aire nuevo

Todos estos parámetros influyen directamente en el crecimiento y desarrollo de una planta de Marihuana, si los controlamos y los optimizamos, nuestra planta crecerá a un ritmo muy superior.

Hacer crecer a una planta de Cannabis a gran velocidad no solamente es posible, sino que es recomendable para evitar tener que desperdiciar tiempo y dinero en facturas de electricidad.

Iluminación led marihuana

La iluminación y el periodo lumínico

Existen varios tipos de luz que podemos usar en un cultivo de Marihuana para obtener buenos resultados, siendo la más recomendable la iluminación LED por su eficiencia energética.

Es muy importante optimizar la iluminación de nuestro espacio de cultivo, porque las plantas que reciben una mayor cantidad de luz (fotones para las plantas), pueden realizar la fotosíntesis más intensamente, obteniendo una mayor cantidad de energía.

A modo de ejemplo, un pequeño armario de cultivo de 60x60x120 (ancho-fondo-alto) puede iluminarse con una bombilla de Halogenuros Metalicos de 100w, pero lo ideal es meter una de 250w. Mientras que si usamos LEDs, bastará con 100w de LEDs de buena calidad.

El periodo o ciclo lumínico también juega un papel importante a la hora de estimular el crecimiento de una planta. Aunque hay cultivadores que usan un 24/0, es decir, veinticuatro horas de luz y cero de oscuridad…. lo cierto es que las plantas también necesitan del ciclo de oscuridad.

Por eso, si quieres que crezcan rápido y fuertes, lo mejor es usar un 20/4 o un 22/2, de esta forma crecerán bien y sin necesidad de estresarlas con un 24/0 (el estrés puede causar hermafroditismo).

humus de lombriz

La alimentación de nuestras plantas, los Nutrientes

Si queremos que nuestras plantas crezcan rápido debemos tener en cuenta que necesitarán disponer de una mayor cantidad de nutrientes en el sustrato, por eso es interesante realizar riegos con un poco de abono de crecimiento, rico en nitrógeno, a partir de la tercera semana de vida.

O en su defecto, podemos utilizar macetas de gran capacidad para que la planta disponga de un montón de sustrato de donde poder ir alimentándose. Por contra, no podremos realizar los trasplantes recomendados, algo que repercutirá negativamente en el desarrollo radicular.

En realidad, usando macetas de una capacidad aceptable (al menos 7 litros en tierra o 3 en coco) podemos realizar un ciclo de crecimiento bueno sin necesidad de utilizar abonos, pero si los usamos, que sea en cantidades muy pequeñas.

regar plantas de marihuana

El sustrato y los riegos

No es lo mismo hacer un cultivo clásico utilizando tierra cómo sustrato que hacer un cultivo en fibra de coco, ya que el crecimiento radicular de la planta será mucho mayor al usar fibra de coco.

La fibra de coco hace que nuestras plantas puedan desarrollar raices con mucha mayor facilidad que si cultivamos en tierra, por lo que pueden absrober una mayor cantidad de nutrientes y en consecuencia crecer mucho más rápido.

Por contra, el uso de fibra de coco cómo sustrato implica tener un mayor conocimiento en el ámbito del cultivo de Cannabis ya que es necesario utilizar nutrientes (abono) en prácticamente todos los riegos.

Regar correctamente nuestras plantas de Marihuana es fundamental para que crezcan sanas y fuertes, rápidamente. Si nos pasamos regando las raíces de las plantas no tendrán oxigeno y comenzarán a ahogarse, algo que ralentizará y mucho el crecimiento de nuestras plantas.

Puedes obtener más info en: Cómo regar las plantas de Marihuana correctamente.

temperatura en armario de cultivo

La temperatura ambiente

Sin lugar a dudas otro gran factor a tener en cuenta es la temperatura ambiente de nuestro armario de cultivo, ya que las plantas que son expuestas a altas temperaturas, dedican gran parte de su energía a no morir deshidratadas.

Por contra las plantas que son cultivadas dentro de un rango de temperatura adecuado, dedican toda su energía crecer y desarrollarse, por lo que la velocidad de crecimiento se ve altamente incrementada.

Se puede afirmar con total seguridad que la temperatura perfecta para cultivar Cannabis es la que se sitúa entre los veinte y los veinticuatro grados centígrados. En ese rango, las plantas crecen de forma rápida y fuerte.

La iluminación es el principal foco de calor de un armario de cultivo, las lámparas de Halogenuros Metálicos o Vapor de Sodio emiten muchísimo calor, mientras que las lámparas LED apenas emiten calor.

ventilador

Humedad relativa y circulación de aire

Aunque te parezca un poco extraño las plantas también absorben agua del aire, aprovechando la humedad relativa que se encuentra en el mismo. Un cultivo de Marihuana con plantas en crecimiento necesita tener una humedad relativa del 60% al 70%.

Las plantas con un nivel menor de humedad, dedican más energía a hidratarse mediante las raíces, por lo que no crecen tan rápido. Es fundamental para la etapa de crecimiento que el nivel de humedad sea elevado, porque así las plantas crecerán mucho mejor.

Sacar el aire caliente y viciado de nuestro armario de cultivo y sustituirlo por aire fresco y limpio también es muy positivo, ya que las plantas utilizan el dióxido de carbono y el oxigeno para realizar la fotosíntesis.

Optimizando y controlando todos estos factores, conseguiremos que nuestras plantas de Marihuana crezca a un nivel muy superior a la media. Llegando a formar plantas optimas para la floración en apenas cuatro – cinco semanas de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here